"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

jueves, 27 de octubre de 2011

Mi colección de libros viejunos: Planea tu fuga de Tenopia

Volvemos a una nueva entrega de mi colección de libros viejunos, con una referencia obligada a este cuarteto de libritos verdes del que guardo uno de los mejores recuerdos.

Planea tu fuga de Tenopia fue publicado en españa por TIMUN MAS creo que en el año 1986, del mismo creador que los famosos libros de elige tu propia aventura, Edward Packard. Aunque sólo el primer libro es suyo, los otros tres los escribió Richard Brightfield, conservando de forma perfecta el estilo. En total son cuatro libros que se leen en orden, según acabas uno la aventura continúa en el siguiente, el concepto es parecido a los otros libros, tomar decisiones e ir a la página correspondiente, pero con un sabor especial esta vez.

Primer tomo de la serie.



En este caso la aventura es mucho más consistente y el personaje principal al que representamos tiene mucha más fuerza, además, hay dos diferencias fundamentales. Los mapas, y que en esta ocasión sólo hay un final posible y no hay opción de "morir" como en los libros de elige tu propia aventura.


La historia es más lineal, aunque en una relectura posterior puedes llegar al final por otro camino y como mucho puedes "entrar en bucle infinito" e ir y volver al mismo sitio hasta que elegimos la decisión correcta. Para evitar incongruencias hay detalles como "si ya has estado en xxx ve a la página tal".

Pero el detalle más bello de los libros son los mapas. A lo largo de tu viaje por el planeta de Tenopia vas viendo una porción de mapa en una suerte de smartphone que llevas contigo, ir descubriendo el mundo y tener una referencia visual de si quieres ir al norte o al sur es lo que le daba una magia especial a esta serie.  Por ejemplo:

Un ejemplo de mapa.
La riqueza de detalles obliga a nuevas lecturas para elegir caminos diferentes y averiguar que hay al final de determinado camino, lo que le daba una visión novedosa respecto a la serie de  elige tu propia aventura. Además, a lo largo del camino nos encontramos con diversos acertijos y códigos secretos que debemos resolver, la mayoría muy simples.


El argumento es sencillo, eres un pasajero en una nave espacial que es destruida en un accidente, y el único que se logra poner a salvo en una cápsula de escape, y acabas aterrizando en un planeta similar a la tierra, pero con diversas razas inteligentes, algunas amistosas, otras hostiles, con un nivel de tecnología medieval. A lo largo de tu viaje eres capturado, esclavizado, robado, a punto de ser engullido...pero también conoces personajes interesantes y que te ayudan en tu objetivo.

Y tu objetivo es lograr encontrar una base espacial secreta con la que escapar del planeta y volver a la tierra, estás solo, con lo puesto y con la única ayuda de tu lector de mapas, como un Google Maps pero versión años 80. Me resulta desconcertante pensar que a día de hoy tengo un móvil que me permite ver mapas de donde estoy y cómo a los ocho años con los que leí estos libros soñaba con tener algo parecido a lo del personaje de la historia. Sueño cumplido. Pero volvamos al tema.

El primer libro te lleva a la isla de Tenopia, en el segundo la aventura toma un rumbo muy interesante y nos lleva bajo el océano, al llamado mar de Saleria, el cual es un continente en sí mismo con sus propios habitantes, en el tercer libro volvemos a tierra, pero al continente de Kabran, siendo similar al primer libro, en el cuarto la historia flojea bastante, a pesar de que vamos de planeta en planeta por todo el sistema estelar.

Un ejemplo de página del tercer tomo.

Sin duda uno de los mejores libros de este estilo que se han publicado, una historia interesante y que invita a releer, una ventana a la imaginación y un estilo de aventura muy amigable y sin frustraciones. Hubo otro cuarteto similar a este llamado Planea tu fuga de Frome, del que quizás hablemos en otro post.

Hoy en día no podrás comprar nuevos estos libros, aunque si es posible encontrarlos en tiendas de segunda mano o en subastas de internet, también es posible encontrar alguna copia escaneada en formato PDF por ahí.

Os dejo con las otras portadas y con invitarles al siguiente episodio de Mi colección de libros viejunos.

Segundo tomo.

Tercer tomo.

Cuarto tomo.