"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

martes, 13 de marzo de 2012

Física en 5 minutos: Construir un motor simple.

Hola todos.

El otro día curioseando por internet encontré un vídeo de un motor sencillísimo de construir, y casualmente tenía los materiales muy a mano y pensé en hacer uno. Vale que no sirve para nada, pero se hace en 5 minutos y que caramba, es divertido.

El resultado es este:



Como veis son bolitas de imán de neodimio (Buckyballs), que son muy divertidas para juguetear con ellas, y además son conductoras, cada una de ella es un pequeño imán con su polito norte y su polito sur.

Lo primero es conseguir lo más difícil, que son las susodichas bolas, yo las compro en dealextreme, tardan en llegar pero son más baratas que en otras tiendas geek. Naturalmente son un juguete en sí mismo aparte de hacer este motor.


Luego necesitamos una pila, en esta caso una pila LR6, de 1,5V de toda la vida, no os dejéis engañar por su familiaridad, contiene más poder del que podéis imaginar.

Además os hace falta cable de cobre aislado, en mi caso son pares de cobre de cable UTP categoría 6, en fin, cable de red para conectar ordenadores, del cual tengo bastante por ahí... es importante el aislamiento, si podéis conseguir uno más fino y barnizado mejor, pero yo tenía este.


Como el cable viene trenzado a pares, hay que cortar un trozo de unos 20 cm e intentar enderezarlo lo más posible, pasando los dedos un buen rato se consigue más o menos que quede tieso, después, hay que hacer la bobina, un vulgar rotulador me sirve.


Como es tan pequeño y va a rotar el propio cable debe servir de eje, haciendo un nudo metiendo el cable por dentro y sacándolo por fuera logramos con un poco de maña hacer una bobina rotora. Aquí veis una a medio hacer y otra más "amasada" y con las puntas limpias de aislante para conducir la corriente.


Ahora montamos las torrecitas, ponemos la pila en medio con 2 ó 3 bolitas que harán de estátor. Lo bastante cerca para que el campo magnético afecte al rotor, pero sin que lleguen a tocarse, un golpecito para poner el tema en marcha y listo, ya tenemos un motor eléctrico. O al menos su base práctica. Lo complicado es hacer que el rotor tenga la forma adecuada y gire sin dificultad.


Y para el escéptico de que toda esta parafernalia realmente funciona, aquí tengo un vídeo.



Precaución: el cable puede ponerse caliente, tal y como pasa con cualquier conductor que es atravesado por una corriente eléctrica, tal y como explico otro post mío: Guía del ser humano moderno - La electricidad en casa. Tened cuidado porque puede quemar un poco.

Espero que les haya gustado, es muy geek lo se, pero de eso se trata ¿no?.