"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

sábado, 3 de marzo de 2012

Mi colección de libros viejunos: Lecciones de Cosas (1948)

Os traigo un libro realmente viejuno, tan viejuno que es del año 1948. Es un libro escolar, lleva el sello del colegio Fernando el Católico de Madrid. Parece ser que el autor es un doctor en ciencias francés, pero es una adaptación "hispano-americana"

El libro se titula "Lecciones de Cosas en 650 grabados" esta es la portada.


Vamos a echar un vistazo al interior, y viajemos en el tiempo unos añitos.

Resulta curioso que el libro es realmente didáctico y resume muy bien ciertos conceptos básicos, no pone para que edad está indicado pero me imagino que sería para niños de entre 8 y 12 años. Tiene cosas de interés, sobre todo porque muchos de los procesos industriales están acorde a la época, con poca maquinaria y mucha mano de obra. Es más un recopilatorio que un libro de texto en sí, tiene unas 150 páginas y la intención era enseñar a partir de imágenes, Vamos a ver algunas páginas, y entrad en la mente de un niño de aquella época. Por cierto que el libro es incluso algo radical en su prólogo, donde aconseja un sistema de enseñanza más visual y menos de memorizar, todo el mundo sabe eso de la lista de los reyes Godos...


Haz clic en la imagen para ampliar.

En las primeras páginas ya se ve que el currante va a tener que utilizar su fuerza física y arriesgar el pellejo. La ayuda de máquinas brilla por su ausencia, A pesar de que en la época ya había sistemas industriales bastante avanzados.



Yo ahora voy a un supermercado y los despieces de la carne los desconozco bastante, por entoces era una lección del colegio, ahora ya sabéis porque las #señorasque se las apañan tan bien en los mercados.

Posiblemente no sabíais que el azúcar blanco refinado, se procesa con cal, de ahí viene que mucha gente prefiera el azúcar moreno, aquí está sorprendentemente bien resumido.


Si recordáis mi entrada sobre el uso de la electricidad en casa, y os dije que todo sabemos lo básico para no morir, bueno...en aquella época las cosas eran algo más chungas y hacía falta unas aclaraciones bastante macabras.


Nuevamente el libro tiene una información más propia del siglo XIX que del XX, ya que el apartado de las comunicaciones es desconcertantemente primitiva. La radio estaba en auge en aquellos años.


Dentro de la sección "Los aliados y enemigos del hombre", me quedo con esta deliciosa parte sobre los perros, el campesino cabreado porta una horca de dos dientes, usada para dar alfalfa al ganado, o como en este caso, hacer huir a unos ladrones.


Bueno como curiosidad final, cuando habla de los planetas y el sistema solar, no se habla de plutón, val que ya no es un planeta, pero se descubrió en 1930 y me imagino que la noticia no llegó a oídos del autor a tiempo.

Bueno ya no os aburro más con libros de cuando se hacía la mili con lanza. Espero que haya sido de su interés y si no, quizás el siguiente post lo sea, o eso espero.