"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

domingo, 6 de mayo de 2012

Ya estaba todo inventado, pequeñas historias de tecnología.

Puede parecer que en los últimos años hemos avanzado mucho en tecnología, tenemos móviles con pantallas táctiles, que nos comunican en tiempo real, nos dicen dónde estamos...Aviones que nos llevan de viaje a todo el globo, coches que cada vez contaminan menos, futuros coches eléctricos, edificios inteligentes, de todo vaya.

Y sin embargo la base de muchas de estas cosas ya se inventó entre los años 1850 y 1900, y de hecho mucho antes, después se desarrolló a gran velocidad durante el siglo XX y ahora en el siglo XXI nos vemos condenados a estancarnos por culpa de los recortes en ciencia.

Antiguamente la innovación estaba más a cargo de industriales y de emprendedores que de científicos, aunque eran (y son) necesarios estos últimos para tener una base teórica que luego se traducían en obras útiles y desarrollo real. En esta entrada voy a poner unos cuantos ejemplos de cosas que pueden parecer muy modernas pero que en realidad se inventaron mucho antes de la época de nuestros abuelos. Y otro detalle importante es que en realidad, cada invento es un pequeño paso adelante sobre el trabajo que hicieron otros antes. Es una evolución constante y a veces pasa desapercibida.

Puede que no lo parezca, pero es una máquina de coser.



Hormigón armado.

En el año 1849 se inventa el hormigón armado, como bien sabemos es una estructura de barras de hierro en la que se vuelca hormigón, de esta manera se refuerza considerablemente la estructura, cualquier rascacielos moderno está construido con este material.  El secreto es que el hormigón es resistente a la compresión pero poco a la tracción, añadiendo un esqueleto de metal se logra evitar este problema. Lo inventó un jardinero
llamado Joseph Monier observando la estructura de algunas plantas, aunque la patente oficial es de William Wilkinson.

Fuente: Wikipedia

Aire acondicionado.

Prácticamente imprescindible hoy en día, y sin embargo ya en 1850 y aplicando el ciclo de Carnot  descubierto en 1824, el inglés John Gorrie fabrica una máquina que al comprimir el aire y posteriormente al expandirlo enfriar un espacio o congelar agua. Aunque antes de él, en 1834, John Herschel ya desarrolló un prototipo, y poco después en 1851, James Harrison cambió el aire por éter como refrigerante y lo instala en una destilería. Curiosamente su invento en ese momento no tiene éxito ya que sigue siendo más barato traer hielo natural por barco

Máquina  de hielo de Gorrie.
 El transformador.

No os voy a recordar que es un transformador eléctrico, bueno si, es un cacharro con un núcleo de hierro y muchos hilos enrollados a un lado y otro montón de hilos enrollados al otro lado. Sirve para "transformar" el voltaje de un circuito eléctrico. Prácticamente cualquier aparato moderno lleva en sus tripas algo parecido. Funciona por inducción, lo cual ya es algo mágico. el caso es que el primer transformador como tal lo inventó un mecánico alemán llamado Daniel Rühmkorff  en 1850, aunque en realidad creó una bobina de inducción, que es el precursor de un transformador como tal, gracias al invento con unas pilas inventadas por Bunsen (el mismo del mechero)  pudo obtener más tensión y sacar unas grandes chispas. Más adelante los estadounidenses Gaulard y Gibbs crean el primer transformador como hoy lo conocemos.

El abuelo del transformador.


Segadora mecánica.

Hoy en día hay grandes cosechadoras mecánicas, no sólo sacan de la tierra todo tipo de cereales y hortalizas sino que lo procesan en el interior. La historia de como la mecanización ha hecho avanzar la agricultura (y también la ha desnaturalizado) merece una entrada muy larga, incluso un libro. Pero en fin, la primera segadora mecánica que libró a los hombres de cortar el trigo a mano tal y como se venía haciendo desde hace milenios apareció en la exposición universal de Londres de 1851. Unos tipos de américa que atendían por Obed Hussey y Cyrus Hall MacCormick llevan varios modelos de su invento de 1830, una suerte de aparato tirado por caballos que con unas cuchillas horizontales, corta el trigo maduro y lo dispone en gavillas. Estos dos individuos se presentaron por separado, el que se llevó el mérito fue MacCormick

Uno de los cacharros de MacCormick.

La jeringa hipodérmica.

Aunque no lo parezca, se le considera uno de los inventos más importantes de la historia. Y en su versión moderna puede que date de 1831. Su historia es compleja, ya que hay que distinguir entre la aguja y la jeringa. La aguja la inventó Alexander Wood, para poder aliviar el dolor de su esposa moribunda. Sin embargo el que popularizó el sistema completo fue Charles Gabriel Pravaz, que extendió su uso. Más adelante diversos médicos fueron perfeccionando el sistema, haciendo el cuerpo de cristal, con la punta atornillada, con el émbolo graduado...y por fin llegamos a la desechable, la cual no se puede reutilizar para evitar contaminación. Por cierto es invento español, de Manuel Jalón Corominas, si, el mismo que inventó la fregona. No todo es poner un palo a las cosas.

Jeringuilla de 1831, inventada por Pravaz.

El plástico.

Hoy está en todas partes, aunque históricamente el primer plástico podría ser el celuloide, inventado en 1860 John Wesley Hyatt para intentar ganar un concurso en que pedían un material alternativo al marfil para fabricar bolas de billar, yo me decanto por la ebonita, que la descubrió Charles Goodyear en 1853, el que se hizo famoso por la goma vulcanizada, la ebonita es dura y se puede tornear, limar y pulir, a partir de ahí ya tenemos para escribir otro libro entero sobre el tema.

Charles Goodyear, porque una foto de una bola negra no mola.

La endoscopia.

Posiblemente sin un endoscopio la medicina moderna no sería posible, poder iluminar y ver a través de los orificios del cuerpo, naturales o hechos a propósito es algo importantísimo para curar muchas enfermedades. Y el cacharro en concreto lo inventó un francés llamado Desormeaux en 1853 y de paso acuña el término "endoscopia", más adelante, en 1868, Adolf Kussmaul se ayuda de un tragador de sables como sujeto de experimentación y efectúa gastroscopias usando una lámpara de alcohol como fuente de luz, hasta la invención de la bombilla eléctrica, en que Leopold von Ditel ilumina de esta manera. Hasta 1932 todos estos primitivos instrumentos de tortura médicos son rígidos, y por fin alguien, un tal Rudolph Schindler da un poco de flexibilidad al asunto. Poco a poco llegamos a los modernos y a las cápsulas esas que te las tragas y graban en vídeo todo el trayecto.

Una moderna Pillcam
El torno

Una cosa que me gustaría ver en directo es un moderno torno CNC, le metes el metal en bruto, las coordenadas al ordenador y te fabrica la pieza. Pero como es de esperar si ya lleváis tiempo leyendo este artículo el invento en sí viene de lejos, la base la encontramos en el antiguo egipto, pero el modelo reconocible como moderno es de 1751, cuando un francés muy listo llamado Jacques de Vaucanson, inventor de autómatas consumado, diseña un torno con portaherramientas. En 1820 Tomas Blanchard, patentó un torno copiador para el mecanizado de cañones de armas. De ahí pasamos el torno paralelo y al torno revólver, inventados en 1840 de forma independiente por Elisha K. Root y su amigo Samuel Colt (el mismo que inventó el arma revólver). Elisha llegó a ser presidente de la empresa de Colt a la muerte de éste. El torno es posiblemente la máquina-herramienta más versátil de la historia, y ayudó a construir prácticamente cualquier cosa en la industria, ya que es la base para el manipulado del metal.


Torno  de 1911



 Bueno hasta aquí llego de momento, si os gusta el tema, os aseguro que esto es una mínima muestra y quedan muchas sorpresas por descubrir en próximas entradas.