"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

"Porque una hoja bien afilada es más segura que una hoja mellada"

martes, 5 de marzo de 2013

Armas del bando pobre II - El cohete Qassam

Y destaco sobre todo que es un cohete, no un misil. ¿Y cuál es la diferencia?, pues es muy sencillo, un cohete es un proyectil de forma fusiforme que se propulsa por un motor a reacción química y que lleva dentro como parte de sí mismo, pero no lleva ningún tipo de guía, sin embargo un misil es un cohete que lleva un sistema capaz de guiarlo a un objetivo o de hacerle cambiar su trayectoria.

Pero dejando estos importantes detalles aparte voy a intentar hablar un poco de los famosos cohetes que se usan como armas en la candente zona de oriente medio, siendo el más conocido el modelo "Qassam". No es un tema sencillo porque no es fácil encontrar información sobre este tipo de artilugios.




Es un arma relativamente reciente, aunque se llevan siglos usando todo tipo de cohetes, tenemos ejemplos conocidos como los cohetes Katyusha rusos, usados en la Segunda Guerra Mundial, o el sistema de cohetes Hydra 70 para helicópteros. con diversos tipos de munición. Pero todo esto son armas profesionales desarrolladas y fabricadas para un ejército regular.

Como la serie habla de armas de bandos pobres, con pocos recursos pero mucha imaginación, hay que destacar que estos cohetes se fabrican de forma clandestina, usando materiales totalmente caseros. Fertilizantes, ingredientes de cocina y material de fontanería sobre todo.

¿Pero tan raro es?, un cohete parece un arma complicada, pero en realidad es un arma muy simple y  se inventó antes incluso que el cañón. En Estados Unidos hay mucha afición para fabricarlos y hacerlos despegar como deporte, al mismo nivel que el aeromodelismo. Vamos a verlo:



Y no es tan difícil, si sois aficionados al programa de televisión "Mythbusters", o "Cazadores de Mitos" en español, hay unos episodios basados en la leyenda de un misil que fabricaron los confederados, aunque quedó demostrado que no pudieron hacerlo, si llegaron a demostrar que se podía fabricar de forma casera un cohete bastante potente con embutido, piezas de fontanería compradas en un ferretería y poco más.

Teniendo esto en cuenta, sólo era cuestión de tiempo que alguien con maña decidiera usarlo como arma improvisada. En 2001 se lanzan los primeros Qassam modelo 1 desde la franja de gaza, con un alcance de entre 3 y 5 km. Pronto aparecen los modelos 2, 3 y más recientemente el 4, más grandes y que alcanzan objetivos más distantes. Llegando a acercarse a la calidad de un arma creada en una moderna fábrica. Son fáciles de transportar por varios hombres y se lanzan desde lanzaderas igualmente improvisadas con unas chapas soldadas. En tandas de uno o varios cohetes.


El sistema de propulsión es usualmente una mezcla de azúcar y un fertilizante, generalmente nitrato de potasio. Y en su carga ofensiva suele haber TNT u otro tipo de explosivo. también algún fertilizante como nitrato de urea. (Eso me recuerda que un día tengo que hacer un artículo sobre fertilizantes/explosivos). Aún así, el proceso para preparar tanto el combustible como la carga ofensiva es muy peligroso. Para activar la cabeza de guerra se usan cartuchos de fusil, muelles y clavos. Para el cuerpo, tuberías, trozos de aluminio, acero...La parte más compleja es la boquilla por dónde salen los gases de escape, que debe ser torneada con mucha precisión para formar una tobera para que el cohete tenga una trayectoria estable.


Según parece el coste de los materiales no excede de 800 dólares, un precio irrisorio para un arma de este poder destructivo y alcance, sin embargo, el gobierno israelí tiene muy vigiladas las importaciones de sus partes vitales y no resulta fácil conseguir a pesar de ser cosas comunes. Ya que cuando aparecieron en escena estas armas a los israelíes les pilló por sorpresa, con reacciones dispares, quien cree que son simples juguetes con poco más que un efecto psicológico y quien ya investiga complejos y carísimos sistemas de escudo antimisiles (o más bien anticohetes) guiados por láser.

Es por eso que porqué no comprarlos (si el bando pobre ahorra un poco) de calidad directamente hechos a un fabricante, digamos Irán, el cual provee a Hamas de sistemas Grad, que logran introducir desde Egipto por túneles subterráneos. Pero ya es un arma totalmente "profesional", como hemos dicho antes, y no podemos incorporarla en la categoría de armas improvisadas.

En el siguiente vídeo vamos a poder observar dos cosas, los cohetes en acción, y lo marchosos y cachondos que pueden ser los de Hamas.


Por cierto, alguno se preguntará como es posible que se pueda hacer combustible para cohetes con cosas tan mundanas como azúcar, salami y cosas parecidas, bien, la siguiente animación es el resultado de meter un osito de gominola (azúcar en su mayor parte) en una solución de clorato de potasio:


La reacción básica es unir un potente oxidante con un combustible y ya tenemos una reacción lo bastante potente como para impulsar el cohete. pero no vamos a dar detalles sobre química en este artículo, espero que os haya gustado y nos vemos en el siguiente, sea de lo que sea.

Si te ha gustado puedes ver el primer artículo de esta serie.

Armas del bando pobre - "El técnico"

Un poco de información sobre los cohetes Qassam (en inglés, que mola más)

What are Qassam rockets?